Antes de que se pueda considerar cualquier procedimiento, nuestro equipo tiene que revisar las condiciones y necesidades dentales específicas de cada paciente. La odontología digital involucra diferentes técnicas de imagen, la más utilizada son los rayos X.

Los rayos X son imágenes que muestran el hueso y los dientes y revelan la ubicación exacta de los problemas dentales. También les permite a los dentistas evaluar diferentes tipos de riesgos. Por ejemplo, los rayos X se pueden utilizar para ver la distancia entre una infección y un nervio, lo que permite al dentista decidir si el paciente solo necesita un relleno o si el problema tiene el potencial de infectar el nervio y, por lo tanto, requiere un tratamiento de nervio.

Los Rayos X no tienen que convertirse en diapositivas de película que se colocan contra la luz hoy en día. Pueden tomarse y mostrarse en la pantalla de una computadora y tomarse nuevamente si es necesario. El software especial permite al dentista mover o ampliar la imagen según sea necesario, lo que permite una visión más fácil y una mejor evaluación del problema del paciente.


[hatchbuck form=”Dental-Procedures-iFrame-Form”]